Ecuador Ancestral

Ecuador Ancestral


El cráneo N21

El 2 de noviembre de 1923, G. H. Tate, miembro de la misión científica del Museo Americano de Historia Natural que recorría nuestro territorio en busca de restos fósiles de mamíferos pleistocénicos, descubrió un cráneo humano en la quebrada de Chalán, en el sitio Punín, provincia de Chimborazo.

No se hallaron huesos de mamíferos en asociación inmediata con el cráneo pero, en las cercanías, fueron localizados restos de perezoso gigante, caballo andino, mastodonte y camello.


Cráneo braquicéfalo

Sullivan y Hellan reconstruyeron el cráneo (recibido por ellos en fragmentos), realizaron mediciones antropométricas y llegaron a la conclusión de que se trataba de un espécimen marcadamente australoide. Al compararlo con los ejemplares provenientes de Lagoa Santa y Paltacalo resaltó lo bajo de la bóveda craneal lo cual, posiblemente, significa que se trata de un cráneo excepcional por su antigüedad.

Don Brothwell y Richard Burleigh, en el Journal of Archeological Science (1980:7), informan de una datación radiocarbónica en colágeno de 4950 ± 250 AP. Esto permite afirmar, provisionalmente, que el hombre de Punín pudo haber coexistido con alguna fauna pleistocénica de supervivencia tardía y aislada.

 

Copyright © Ecuador Ancestral 2009-2012, Quito, Ecuador