Ecuador Ancestral

Ecuador Ancestral


Artesanías

La tipología de la cerámica es muy variada: ollas trípodes, botellas, cuencos, cantimploras con someras caras humanas, timbales antropo y zoomorfos. El en-gobe es rojo y blanco y la pasta algo tosca aunque la fase Cashaloma muestra una mejor calidad y estilo. La pintura negativa está presente hasta en la última etapa prehistórica, un poco anterior a la llegada de los incas.

En el museo de Ingapirca del Cañar se exhiben algunas muestras textiles, de las más hermosas de la época precolombina, correspondientes a la fase de Cashaloma, recogidas de una tumba de la zona de Cachihuaico: los tejidos son de algodón y demuestran variadas técnicas: ikat, bordado, plumerío, enseridos en la tela, etc. (Holm y Crespo).


Arriba, vaso de cerámica policromada con motivo antropo-zoomorfo, figura mítica de la cultura Cashaloma. Abajo, pectoral y nariguera de oro, muestras de ¡a fina orfebrería cañari

El inventario de las piezas metálicas registra orejeras, narigueras, ajorcas, zarcillos, brazaletes, cascabeles, coronas (llautos), escudos de apreciable grosor para la defensa personal, instrumentos musicales (flautas y rondadores), redondelas de oro macizo de hasta 1400 gr. de peso, vasos de variado tamaño. En cobre trabajaron las llamadas clavas de insignia o jerarquía con representaciones antropomorfas y ornito-morfas, similares a las del vecino territorio de Mila-gro-Quevedo cuyos orfebres, probablemente, obtenían este metal en territorios cañaris. Con la técnica de la bimetalistería (oro de diferentes tonalidades y plata) trabajaron primorosos objetos conservados en los Museos del Banco Central de Quito y Cuenca.

La orfebrería fue una de las más notables artesanías de los cañaris. Marshall Saville compró en Guayaquil y llevó al Museo del Indio Americano de Nueva York, una bellísima colección de oro labrado del Sígsig.

En una tumba de Cachihuaico, cerca de Ingapirca del Cañar, se halló hachas-moneda que tienen la interesante referencia etnohistórica de haber sido usadas como pago por novias. Uhle habla de las tumbas "quintaleras" al referirse a la cantidad de metal labrado obtenido de las tumbas cañaris. Por desgracia, tales objetos fueron fundidos por joyeros ignorantes de Azuay y Cañar. El uso de cobre y bronce ha sido estudiado (1979) por Escaleras, Barriubo y A. Fresco.

Sus armas fueron: porras y macanas de madera; rompecabezas y hachas de piedra y hachas, cuchillos y rompecabezas de cobre y bronce. Los dardos, a menudo, tenían una punta silbadora que infundía mayor temor al adversario (Holm, 1977)

 

Copyright © Ecuador Ancestral 2009-2012, Quito, Ecuador