Ecuador Ancestral

Ecuador Ancestral


Artesanías

En cerámica, piedra, madera y hueso se manifiesta la notable capacidad escultórica de este pueblo que en esta actividad encuentra su más cabal expresión.

La cerámica es del tipo negro pulido y presenta vasijas de cuerpo fusiforme, ápodas o sobre base anular, decoradas con un rostro humano o zoomorfo en el cuello del artefacto que alcanza algo más de 50 cm. de altura. Esculturas grandes muestran personajes masculinos sedentes o de pie, sobre base campaniforme, con un plato sobre la cabeza, seguramente un incensario ceremonial. El cuerpo de los figurines humanos presenta tatuaje asimétrico en un costado. También de cerámica, hay pitos, ocarinas y flautas de Pan (rondadores) de factura bastante deficiente.


Incensarios cerámicos de la cultura Manteño-Huancavllca

Es asombrosa la cantidad de volantes de huso, hechos con verdadero primor decorativo y dentro de una casi infinita variedad de diseños, pese a su minúsculo tamaño. Fabricaron unos dijes de collar o amuletos consistentes en hombrecillos y figuras de animales en pasta negra pulida; también, pintaderas o sellos rectangulares planos con una agarradera cónica en el anverso. Los diseños son muy variados y se presume que servían para decorar textiles.

La metalurgia está representada por aretes, cuencos, máscaras, discos pectorales (tincullpas) con caras de felino o humanas, hechas en plata con aleación de cobre. En oro trabajaron poco: el inventario registra narigueras, orejeras y cuentas de cerámica enchapada con una leve capa de oro, prueba evidente de la escasez de tal metal en la zona. El inventario de piezas de cobre registra puntas de espeque, anzuelos de variadas formas, hachas, azadones, pinzas depilatorias, cuchillos, cascabeles y azuelas. Se ha encontrado los moldes de arcilla para las fundiciones. Los más hábiles metalistas parecen haber sido los punáes, a juzgar por los comentarios de los cronistas coloniales Rué alabaron su artesanía.

La textilería, fue rica y abundante y sirvió tanto al consumo interno como al suministro a los incas del sur, como artículo de comercio, y como tributo. Esto ^ comprueba por la respuesta de Atahualpa a los españoles que admiraban lo fino y abundante de sus vestidos, al manifestarles que los obtenía en Porto-viejo.

En piedra trabajaron las ampliamente difundidas sillas en U (cuyo inventario fuera del país es mayor al de dentro), así como estelas asociadas con el culto a la fertilidad, con la representación de una mujer pierniabierta rodeada de motivos mitológicos y esculturas masculinas del tipo incensario.

En 1968, Carlos Zevallos Menéndez descubrió, tierra adentro en la península de Santa Elena, un poste totémico en madera, coronado por un lagarto, en el que aparecen alternadas figuras masculinas y femeninas. En hueso, se ha hallado pequeñas figuras de aspecto humano y zoomorfo; las primeras aparecen sentadas en sillas en u. Hay chaquira (lentejuelas) así como ganchos de estólica hechos en concha (Spon-dylus sp.).

 

Copyright © Ecuador Ancestral 2009-2012, Quito, Ecuador