Ecuador Ancestral

Ecuador Ancestral


El poblamiento a través de Bering

Por ser esta la hipótesis más generalmente aceptada para explicar la difusión humana hacia el Nuevo Mundo, precisa ser tratada con algún detenimiento:

El estrecho de Bering, noventa kilómetros de un mar de sólo cuarenta metros de profundidad, separa al cabo Deshnev, al extremo oriental de la península de Chuko-ta, en Siberia y el cabo Príncipe de Gales en Alaska; varias islas facilitan el paso, entre ellas las dos Diómedes; el hielo, presente de noviembre a junio, forma un casco duro entre diciembre y marzo.

Es posible el tránsito entre Asia y América más fácilmente por este punto que por otro cualquiera, pese al grave riesgo de las crudas tormentas de invierno. En las épocas de deshielo, es fácil la navegación por Bering si se usan las embarcaciones apropiadas y se conoce las corrientes marinas del sector: una que corre hacia el sur, por la costa de Siberia y, en la de Alaska, una que se dirige al norte.

En las glaciaciones, el nivel del mar descendió unos 50 m. quedando los dos continentes unidos, entre Sibe-ria y Alaska, por una llanura en la que sobresalían como montañas las Diómedes. Durante el más intenso glacial, la llanura alcanzó 1.000 kilómetros en dirección norte-sur y el fenómeno debe haberse repetido en cada uno de los ciclos glaciales. Así, el cruce del estrecho, en trashumancia natural a nuevos territorios, fue probable en los períodos glaciales para hombres y animales y, en los interglaciales, para navegantes hábiles.

Los siberianos que habrían pasado a América estaban habituados al frío, subsistían a base de la caza intensiva y de la recolección de especies silvestres. Al ampliar su habitat hacia nuestro continente, los asiáticos habrían hallado condiciones conocidas y constituirían el primer tronco humano, origen de las culturas paleoamericanas. Es posible suponer, en cuanto a los animales, el cruzamiento genético entre originarios de uno y otro continente.


Croquis de Beríngia, la tierra que emerge entre Siberia y Alaska durante las glaciaciones

 

Copyright © Ecuador Ancestral 2009-2012, Quito, Ecuador