Ecuador Ancestral

Ecuador Ancestral


Conclusiones

Al hombre, en los albores del Neolítico, la naturaleza le abrió el camino a América, a través del valle del Yukón, donde probablemente hizo una estación intermedia antes de dirigirse por entre los glaciares orientales y occidentales a poblar las llanuras centrales de Norteamérica.

Las grandes praderas del oriente de las Rocosas debieron constituir, efectivamente, óptimo habitat para hombres y animales, debido al clima más benigno y a la riqueza de fauna y flora que, aunque distintas de las conocidas por ellos hasta entonces, eran fuente segura de subsistencia. El asentamiento humano en las praderas norteamericanas permitió el desarrollo de formas estables de vida, acordes con la creación de técnicas adecuadas a la supervivencia en un nuevo medio físico.

 

Copyright © Ecuador Ancestral 2009-2012, Quito, Ecuador